quique setien entrenador

Fotos: fpE

Cuando eres un convencido de algo, puedes convencer a los demás...

Quique Setién, (Santander 27 de septiembre de 1958) es el actual entrenador del CD Lugo, equipo donde ha decidido continuar una temporada más rechazando ofertas de clubes de Primera División. Ex jugador del Racing de Santander y Atlético de Madrid, entre otros, cuenta con más de 400 partidos en Primera y ha sido internacional absoluto en 3 ocasiones.

Fue en el club cántabro donde, de manera casi accidental, comenzó su carrera de entrenador alcanzando el ascenso del equipo a Primera División. Posteriormente aceptó la oferta de un club histórico como el Lugo devolviéndole la gloria pasada con su ascenso a Segunda y su permanencia en la categoría de plata del fútbol español esta temporada.

Entrenador fiel a sus ideas, con conceptos muy claros y trabajados y con un ascendente muy importante sobre los jugadores a su cargo, nos desgrana su manera de entender el fútbol y cómo la aplica en los equipos que entrena.

¿COMO SON TUS INICIOS COMO ENTRENADOR?

Lo que tenía claro desde el primer momento es que quería seguir vinculado al fútbol. Primero más encaminado hacia la dirección deportiva, a trabajar sobre un proyecto, pero circunstancias puntuales hicieron que acabara en los banquillos. Prácticamente no había entrenado a ningún equipo hasta que cogí al Racing de Santander en Segunda División y a partir de ahí decidí que era donde más a gusto me encontraba.

¿CUANDO IDENTIFICAS TU IDEA DEL MODELO DE JUEGO?

Cuando era jugador no estaba muy convencido con la forma de jugar que proponían muchos de los entrenadores que tenía. Mi concepto del fútbol era tratar de tener la posesión del balón, reclamaba a compañeros los pases al pie. Pero entrenadores que tuve, como Maguregui, comenzaron a cambiar los conceptos que tenía acerca del juego desde el punto de vista de futbolista.

La transformación fue cuando llegó Cruyff al Barcelona y empiezas a ver cómo juegan y a sufrirlo como jugador. Ves que a ese equipo al que habías disputado el balón en años anteriores, no se lo puedes quitar y estás 80' detrás de él. Y con una colocación en el campo que hace que no toques el balón y que desarrollan una idea a la perfección. Esta idea es la que intento trasladar. Esos conceptos. Al principio pensando que te tienes que adaptar a los futbolistas que tienes, pero luego te das cuenta de que hay que poner un orden y que son los futbolistas los que tienen que adaptar y desarrollar esa idea.

¿FUNDAMENTOS DE TU MODELO DE JUEGO?

Lo fundamento todo sobre la base de tener el balón, de mantener la posesión e ir progresando en el juego aumentando el número de jugadores por delante del balón para dar constantes opciones de pase. Y el trabajo defensivo también está muy presente: disciplina y rigor táctico para evitar que te marquen goles. Y no soy radical en mi modelo de juego. Es decir, mis jugadores deben conocer el riesgo que asumen en cada momento. Por ejemplo, mis centrales y mis porteros deben tratar salir con el balón jugado, pero no a cualquier precio. Les pido que tengan un radio de seguridad para no perder el balón tontamente y que mis jugadores pierdan confianza en su juego. Así que si no lo ven claro, balón en largo y a empezar jugada tras rechace. Los riesgos los intento minimizar al máximo.

¿QUÉ TIPO DE TAREAS REALIZAS EN TUS ENTRENAMIENTOS?

El desarrollo del concepto de juego lo realizo en pretemporada. Y una vez que el futbolista sabe qué tiene que hacer y cuándo hacerlo, qué movimientos debe realizar en función de dónde está el balón, ya casi no lo trabajamos en el resto de la temporada. Lo que trabajamos son aspectos concretos (ofensivos y defensivos) que nos puede plantear el próximo rival, aunque en ningún caso supedito todo el trabajo táctico a cómo juega el contrario.

Una premisa fundamental que busco para trabajar el ataque del equipo es que el jugador, cuando conseguimos recuperar el balón, se abra y haga grande el campo; hay que estar bien colocado para que siempre haya líneas de pase al poseedor del balón (esta cuestión no tanto de correr como de pensar). Durante los calentamientos coloco al equipo y realizamos evoluciones con balón y sin oposición con movimientos que creo que son necesarios para manifestar el modelo de juego. Esta colocación la conseguimos a través de, no solo estos ejercicios, sino con imágenes del propio equipo que ponemos a los jugadores sobre situaciones de cómo se deben colocar para recibir y, posteriormente, qué deben hacer con el balón. La percepción que tiene el jugador es muchas veces completamente diferente a la realidad, y con las imágenes lo entienden. Y eso es lo más importante, que los jugadores entiendan el por qué.

Y exijo mucho a mis futbolistas acerca de las pérdidas de balón. Deben saber que cuesta mucho recuperar el balón y que perderlo absurdamente es un problema grave. Si vives del balón, como es nuestro caso, te lo tienen que robar, no se puede regalar.
No me gusta parar el ritmo de los entrenamientos. Deben de ser sesiones muy intensas. Y doy mucha importancia a la atención que deben tener los jugadores ya que realizamos ejercicios en superioridad - inferioridad que traen consigo una toma de decisiones constantes en momentos muy concretos que se pueden dar durante el partido.

Cuando veo que hay desajustes en el sistema defensivo u ofensivo que tenemos, saco esas imágenes y se las muestro a los jugadores. En cuanto al rival hablamos poco, no modificamos casi nada, porque nunca cambio mi idea. En todo caso hablamos sobre algún jugador que nos pueda provocar algún problema.

La estructura de trabajo semanal suele ser, habiendo jugado el domingo, lunes como día de recuperación para los que han jugado y de trabajo más fuerte para el resto. El martes, es día de descanso. El miércoles y el jueves son los días fuertes de trabajo táctico con inclusiones de trabajo físico. Este trabajo físico lo realizamos siempre al final de la sesión para que los jugadores se sientan frescos con el balón. Los viernes trabajamos las estrategias y ejercicios con poca carga: finalizaciones, rondos, etc... Y el sábado iniciamos con rondos y salidas y un partido de unos 20', de dos tiempos de 10', en medio campo entre titulares y suplentes con la máxima intensidad, como si fuera el partido. En estos partidillos saco conclusiones claras sobre el estado del equipo y los conceptos que va a desarrollar.

¿QUÉ SISTEMA DE JUEGO SUELES UTILIZAR?

El que más utilizo, debido a los jugadores que tengo, es el 1-4-4-1-1. Y considero al media punta y los dos medio centros, como fundamentales. El media punta debe ser un jugador que sea capaz de generar peligro, desequilibrar, tener gol y último pase. Además de ser capaz de defender ante la salida del rival. De los dos medios centros uno siempre se incorpora para recibir y el otro "pivota" por delante de la defensa.

¿CUAL ES TU RELACIÓN CON TU CUERPO TÉCNICO?

Con mi preparador físico mantuve una conversación nada más llegar y le comenté que al fútbol se juega con un balón y que su trabajo va después del mío. Tiene toda mi confianza porque es el que sabe pero teniendo en cuenta que lo importante para mí es el aspecto técnico y táctico.

Mi segundo entrenador aquí en el Lugo, también es una persona ligada al club anteriormente y se ha sabido adaptar a mi idea de fútbol y ahora mismo, tanto él como el preparador físico, son mi mano derecha y no voy a ningún sitio sin ellos. La complicidad y el grado de entendimiento que tenemos entre nosotros es máxima.

¿CÓMO GESTIONAS EL GRUPO?

En la primera charla que doy en el vestuario trato de mostrarles que soy una más, que soy un hombre de fútbol, que me voy a llevar bien con todos, pero que cada uno tiene que saber cuál es su sitio. Soy una persona directa que considero a todos por igual. Si son honrados, trabajadores, compañeros y comprometidos con el equipo jamás va a haber el más mínimo problema. Tanto en partidos como, sobre todo, en entrenamientos. Mi puerta siempre está abierta para ellos para solucionar cualquier incidencia que surja y no dejar que ésta se vaya agrandando con el paso del tiempo.

En cuanto a la idea de juego, les transmito que esa forma de jugar en inamovible, que no hay jugadores al margen de ella, todo el mundo va a desarrollar lo que lleva dentro pero siempre bajo ese modelo de juego.

Por encima de haber sido un ex jugador de Primera, internacional, etc... Está la credibilidad que tienes que demostrar a un grupo. Es cierto que es una pequeña ventaja tu historial personal por que conoces lo que ocurre desde hace mucho, ya has pasado por casi todas esas situaciones, pero lo que transmites y lo justo que eres en cada decisión que tomas (y que los resultados acompañen), va a determinar el tener o no el apoyo incondicional de los jugadores. Cuando eres un convencido de algo, puedes convencer a los demás.

 

Fútbol para ENTRENADORES

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook