elconfidencial.com

En este artículo hablo del establecimiento de objetivos en un equipo de fútbol.

En nuestra vida cotidiana continuamente establecemos objetivos: aprobar un examen, ir al gimnasio o aprender inglés son solo algunos ejemplos. Igualmente hay objetivos en el deporte, que son parte del trabajo de planificación y de psicología en el futbol.

¿Y qué hay acerca del establecimiento de objetivos en el mundo del deporte? Teniendo en cuenta, en primer lugar, el período más amplio (la temporada completa) y después, los distintos períodos intermedios (macrociclos, mesociclos, microciclos y sesiones de entrenamiento), el entrenador debe decidir, junto a su plantilla, cuáles son los objetivos que tendrían que alcanzar sus deportistas, colectiva e individualmente. Una buena planificación de objetivos indica cuál es el camino para llegar al éxito, ayudando a mejorar la concentración y la dirección del esfuerzo, Sin embargo, sin objetivos definidos, el equipo tenderá a ir sin rumbo durante la temporada, sin tener claro cuál es el fin de su trabajo y sin la motivación necesaria.

 

Objetivos de resultado y objetivos de realización

En primer lugar, distinguimos entre objetivos de resultado y objetivos de realización.

Los objetivos de resultado se refieren a resultados, ya sea colectivos (ganar la liga o mantener la categoría) o individuales (marcar X goles o encajar X goles). Estos objetivos pueden ser de dos tipos:

- Intra-sujeto o intra-grupo ---> Resultados del deportista respecto a sí mismo (marcar X goles) o del equipo respecto a sí mismo ( lograr un número determinado de puntos)

- Inter-sujeto o inter-grupo ---> Resultados del deportista respecto a otros compañeros (ser titular) o del equipo respecto a otros equipos (ganar un partido)

Por su parte, los objetivos de realización incluyen las conductas individuales que los deportistas deben hacer para poder influir en los resultados deseados.  El cumplimiento de estos objetivos NO garantiza que se vayan a cumplir los objetivos de resultado, pero sí aumenta la probabilidad de que se produzcan.

 

Establecimiento y evaluación de objetivos del equipo

Como es evidente, no basta con programar objetivos a la ligera y simplemente esperar a que se cumplan solos. Un buen programa de establecimiento de objetivos debe cumplir al menos los siguientes puntos:

- Plantear objetivos a corto, medio y largo plazo ayuda a mantener constante y estable la motivación de los deportistas y a que no caigan en el desánimo.

- Los objetivos deben suponer un reto para los futbolistas, de manera que no lo vean demasiado fácil, pero a su vez que sean alcanzables, ya que marcar objetivos imposibles de conseguir sólo aumenta la frustración.

- Se deben combinar los objetivos de resultado con los de realización, salvo en edades tempranas, que sólo nos preocuparemos de los objetivos de realización.
 

Objetivos

Objetivos de realización

Objetivos de realización

Objetivos de realización

Corto Plazo

     

Medio Plazo

     

Largo Plazo

     

 

Ejemplo de una tabla básica de establecimiento de objetivos

A medida que transcurre la temporada y una vez elaborado un establecimiento de objetivos a corto, medio y largo plazo, llega el momento de evaluar.

¿Se están cumpliendo los objetivos a corto plazo? ¿Es posible que se cumplan los objetivos a medio plazo sin haber conseguido los de corto plazo? ¿Debemos cambiar los objetivos por otros más ambiciosos?

La evaluación de objetivos se debe empezar a hacer al principio del programa de establecimiento y trabajarla de manera constante en la medida que la temporada avance. La evaluación de objetivos puede tener varias formas, pero la clave es ser coherente con uno mismo. 

Jacobo Ceide

Graduado en Psicología | Entrenador UEFA "B" | UEFA "B" Licence Coach

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook