pepe mel betis

Fotos: fpE

Tener a los jugadores contigo es acercarte en un tanto por ciento muy alto al éxito.

José Mel Pérez (Madrid, 28 de febrero de 1963) es hombre de fútbol de los de barro y balón Mikasa. En su dilatada trayectoria como entrenador no ha parado de dar pasos hacía delante por se un loco del fútbol. Cientos de partidos en vídeo almacenados en su casa, millones de conversaciones alrededor de este juego y siempre pensando en el balón. Predicante de la frase “el que sólo sabe de fútbol de nada sabe”, ha escrito una novela “El Mentiroso”, y sabe que lo más importante de este juego son las personas.

 

- ¿Sobre que bases se asientan los entrenamientos del Real Betis?

Creemos en la calidad del entrenamiento, no en su cantidad. No solemos hacer entrenamientos más largos de hora y veinte, exceptuando en doble sesión que son de una hora como máximo. No trabajamos en picos de volumen, creemos en una dinámica lineal dónde se parece mucho el primer día de pretemporada al último de la temporada. Entre los conceptos, ponemos más hincapié en la transición porque creemos que el fútbol moderno se basa en una situación, cuando un equipo pierde la pelota y pasa de atacar a defender, y al revés. Las pautas que marcamos van dirigidas a una presión adelantada, agobiando al rival para que no pueda sacar la pelota. Con balón, nos gusta hacer llegar la jugada a nuestros delanteros con un buen juego enlazado desde el centro del campo. Todo esto es lo que intentamos, a veces sale a veces no, contando que siempre hay un rival de por medio que también cuenta.

 


- ¿Qué tipo de entrenamiento tiene el equipo?

Va en progresión. Empezando por líneas, luego la defensa y el centro del campo, añadimos a los delanteros, luego al rival. Acabamos mediante juegos, todo con balón de por medio. Nosotros no hemos hecho ni un día, ni siquiera en pretemporada, ningún entrenamiento sin balón. Nunca hemos entrenado fuera de un campo de fútbol, ni la típica carrera continua ni la visita a un pinar o a una montaña, porque no me gusta. Creo que en el fútbol, todo lo que se entrene sin el balón no es real.


“CREEMOS EN LA CALIDAD DEL ENTRENAMIENTO, NO EN SU CANTIDAD”


 

- ¿Cómo planificas una pretemporada?

Sobre todo te centras en el aspecto táctico. Trabajas los dos sistemas que vas a utilizar, los que crees que a tus futbolistas les viene mejor. No en todos los equipos son los mismos. Un entrenador inteligente es aquel que se adapta a lo que tiene, no el que pone un embudo por el que tiene que pasar todos. No da resultados, la experiencia de 13 años como entrenador me lo dice.

 

- ¿Y la temporada?

Más allá de una semana, no programamos. Todos los lunes nos juntamos el cuerpo técnico a desayunar en la Ciudad Deportiva y planificamos la semana de entrenamiento. El fútbol profesional te dicta las cosas que tienes que cambiar según lo que tenías programado.

 

- ¿Cuál es tú sistema preferido?

Una cosa es la táctica, que es invariable, otra el sistema, que depende de los futbolistas que tengas. Hemos jugados con dos puntas y con tres por dentro, dos jugadores de banda y un delantero referencia. Vamos alternando, en función de los jugadores que contamos en cada momento sobre el campo por eso también durante el partido cambiamos de sistema de un momento a otro.


“ES MAS IMPORTANTE DOMINAR LA GESTIÓN DEL GRUPO QUE ACERTAR CON EL SISTEMA O LA TÁCTICA QUE VAS A USAR”


- ¿Cuáles son los puestos básicos en tú dibujo táctico?

Si partiéramos de cero creo que la columna vertebral, todo lo que pasa por el centro. Portero, centrales, medios centros y delanteros porque todo lo de fuera se puede adaptar.

 

- ¿Cuál es la función que desempeña el segundo entrenador?

Somos un grupo de trabajo dónde José Ramón trabaja con los porteros, Roberto Ríos está conmigo día tras día y David Gómez es el preparador físico. Para mí el segundo entrenador es quién no opina siempre lo mismo que yo. El entrenador y su segundo deben de ver el fútbol de la misma manera porque sino es difícil entenderse pero te tiene que hacer pensar y proponerte cosas.

El preparador físico conmigo tiene claro cuál es su trabajo porque no me gusta entrenar sin el balón en los pies. Por lo tanto, debe echarle imaginación ya que todo lo que entrenamos de velocidad, fuerza y resistencia debe ser con el balón.


“TENER A LOS JUGADORES CONTIGO, ES ACERCARTE AL ÉXITO EN UN PORCENTAJE MUY ALTO”


- ¿Qué importancia tiene la gestión de grupo en el rol de un entrenador?

 

Es fundamental, es más importante dominar la gestión de un grupo que acertar con un sistema o en la táctica que vas a usar. Manejar un grupo de chavales jóvenes, cada uno de su padre y de su madre, que luchan todos a una y creen en un entrenador, es vital. Tener a los jugadores contigo es acercarte en un tanto por ciento muy alto al éxito.

- ¿Cuál es el entrenador que más te ha influido?

He tenido muchos. Vicente Del Bosque, Amancio, Santi Esteban, Cardeñosa...De todos tienes cosas buenas que copiar, mejor dicho para adaptar a tú forma de ser. Y de todos tienes cosas malas que no debes hacer. No creo en el entrenador perfecto, se entrena para que salga el fútbol que a ti te gusta. Uno tiene claro que va a ser entrenador cuando empieza a pensar que harías en lugar del técnico, siendo aún jugador profesional.

 

- ¿Y de los entrenadores actuales, de quién te gustaría conocer su método?

Cada vez que tengo la mala fortuna de no trabajar aprovecho el tiempo para ver que hacen los entrenadores. De cualquier compañeros aprendes, no te hace falta ir a ver a los grandes. Creo que es obligado para un entrenador que no está en activo, es una mentira eso de que en el fútbol está todo inventado. El fútbol va evolucionando día a día. Como a los médicos les van apareciendo enfermedades y medicamentos nuevos, el entrenador siempre tiene que estudiar.

Miguel Ángel Montoya

Licenciado en Ciencias de la Información | Entrenador UEFA "B"

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook