oscar mena atletico de madrid

Fotos: fpE

El entrenador de cantera está para que crezcan los jugadores, no para tenerlos siempre al lado suyo

Profesional del fútbol, primero como jugador ahora como entrenador, siempre un “buen tipo” Oscar Mena (30 Noviembre de 1970, Buenos Aires ) con las botas de tacos puestas ya triunfó en Primera División. En Argentina se hizo un nombre en el Club Atlético Lanús. Y en el verano de 1997 le cambió la vida, aterrizó en España de la mano de Héctor Cúper en el R.C.D Mallorca. Llegó al Atlético de Madrid, vivió el descenso, se mantuvo sobre el césped en el Racing de Santander y la U.D Las Palmas e incluso acabó su carrera deportiva en el C.D Ciempozuelos, entre medias volvió a su patria. Como entrenador ha tenido su experiencia en el fútbol de carne y hueso, la Tercera División y la categoría de bronce en el Antequera C.F y el Jumilla C.F, respectivamente. Pero ha encontrado su sitio en el fútbol de los sueños, el de cantera. Campeón de la liga en el grupo V de juvenil División con el Atlético de Madrid ha aportado cariño y confianza a una generación que tan sólo les hace falta las últimas pinceladas. Mientras Óscar Mena prefiere llamarles, desde el banquillo, “hijos” tanto en el acierto como en el error.

 

¿Cómo te sientes entrenando a un juvenil división de Honor de un gran club como el Atlético de Madrid?

Muy contento, las cosas hasta ahora han sido muy fáciles. Tengo la fortuna de tener un grupo de chicos espectaculares, curran demasiado es el secreto de nuestro éxito. Como formador ya sólo me queda darles las últimas pinceladas porque con 17-18 años vienen ya hechos, lo que toca decirles es que no se conformen con lo que tienen. Jugar en División de Honor con el Atlético de Madrid está muy bien porque te da para comprarte tu cochecito pero el fútbol de verdad está en otro lado. Hay que crecer para jugar en Primera División que es lo importante. De nada te sirve hacer una gran campaña en juveniles si en el día de mañana te pierdes. Hay que pensar que si esto es bueno, imagina lo que viene después.

¿Tus jugadores están convencidos de llegar a la élite?

Tengo un equipo de gente muy madura e inteligente. Ellos mismos saben quién tiene posibilidades de llegar y quién no. Son 26 jugadores y a veces el porcentaje de éxito es muy escaso. Hay jugadores que no tienen las calidades de otros pero aportan una intensidad y un amor propio tan grande… que a veces miras un entrenamiento y dices que bien juegan esos tres chicos pero luego llegan otros por otro tipo de condiciones. Ya lo decía Menotti “ hay algunos que les gusta jugar al fútbol y otros quieren ser futbolistas”.


“La satisfacción más grande es que los jugadores que pasan por tus manos lleguen a Primera División”


En cantera, ¿el jugador es el fin y el equipo un medio?

Un poco de todo. Todos tenemos que formar un equipo ¿cómo se logra? Trabajando. El 90 % de los futbolistas que juegan en los juveniles del Atlético de Madrid tiene unas condiciones técnicas excepcionales. Si tienes calidad, el trabajo es el que te lleva a la victoria. Estoy convencido que el jugador que trabaja a la larga triunfa.¿ La suerte? Hay que buscarla, uno tiene que meter fichas porque si no la máquina nunca te paga.


¿Cómo es la gestión emocional que tiene un entrenador de un equipo juvenil de una gran cantera como la del Atlético de Madrid?

En estas edades siempre surgen inconvenientes, con los estudios o se pelean con la novia o porque el padre no le presta el coche para ir a entrenar… todos estos detalles los manejo yo a nivel personal. Todo lo que veo en un partido, en un entrenamiento o un gesto que no me gusta prefiero hacerlo de forma grupal. Decírselo al jugar a la cara con el resto de sus compañeros para que se le ponga la cara colorada y no olvide el error que cometió.



Como formador, toca decirles que no se conformen con lo que tienen. "Menotti decía que no es lo mismo jugar al fútbol y que querer ser jugador”


A nivel personal, ¿Qué prefieres ganar la liga o subir jugadores a Primera División?

Subir a los jugadores. Si tú me dices vas a ganar la liga pero ninguno de tus jugadores van a jugar en Primera en el día de mañana yo te respondería que prefiero salir sexto. La satisfacción más grande que nos podemos llevar los entrenadores de cantera es que los jugadores que hayan pasado por ti lleguen a Primera División. Para mi es el orgullo más grande de todos. Es verdad que una vez estoy compitiendo claro que quiero salir campeón pero las satisfacciones son ver a Javi Manquillo jugar con el Segunda “B” o viendo a Oliver  y Dani Márquez con la selección española. Claro que eso es contraproducente para la planificación de mí equipo pero el entrenador de cantera está para que crezcan los chicos, no para tenerlos siempre al lado suyo. Este año hemos conseguido que muchos jugadores hayan ido a la selección española, hace muchos años que no ocurría en el Atlético de Madrid. Y los resultados han sido muy buenos. Son casi los mismos chicos que la temporada pasada pero se metieron en la cabeza que la única forma de llegar es trabajando. Lo importante de un entrenador es llegar a los jugadores, explicarles lo que siente y persigue de sus jugadores. Cuando ellos lo entienden todo es bastante más fácil.


¿Cómo te gustaría que te recordarán tus jugadores como entrenador?

Me gusta que me recuerden como un buen tipo, luego como entrenador siempre a alguno le gustare más y a otros menos. Con que me recuerden como una buena persona me alcanza porque les ayude en una etapa de su vida, a veces hasta complicada, ya que muchos de ellos están solos y tienen a su familia lejos.

Miguel Ángel Montoya

Licenciado en Ciencias de la Información | Entrenador UEFA "B"

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook