cholo simeone analisis tactico

Fotos: MD | fpE

El jugador convertido en entrenador que llego, vio y venció 

Diego Pablo Simeone, nacido en Buenos Aires, Argentina, el 28 de Abril de 1970, es actualmente uno de los mejores entrenadores de la liga BBVA. Como jugador comenzó en Vélez y pasó por Pisa Calcio, Sevilla, Atlético de Madrid, Inter de Milán, Lazio y Racing Club de Argentina; Ganó mucho mientras estuvo dentro del campo, a nivel clubes y selección, con sólo decir que obtuvo una liga española con Atlético y una italiana con Lazio, podemos hablar de un histórico. Su época de técnico le ha dado también algunas satisfacciones desde el resultado: Ha sido campeón del Torneo Apertura 2006 con Estudiantes de La Plata y del Clausura 2008 con River Plate en Argentina. Mientras que en su conocidísima historia con Atlético de Madrid, se llevó la UEFA Europa League 11/12 y la Supercopa de Europa (venciendo a Chelsea 4-1) 2012. Hablamos de un entrenador joven ganador, defensor de un ideal fuerte que ha evolucionado en sus decisiones tácticas y estratégicas a lo largo del tiempo.

El análisis táctico de este artículo se basará en resaltar y explicar a fondo los conceptos que los equipos del "cholo" mejor desarrollan en el juego.

Puede tildarse a Simeone de entrenador defensivo, porque lo principal de su juego está en mantener ordenada la estructura defensiva por sobre todas las cosas y jugando principalmente al contraataque, intentando finalizar siempre la jugada con un remate para rearmarse atrás.

Su sistema táctico de preferencia es el 1-4-2-3-1, y ha jugado 1-4-4-2 o 1-4-1-4-1 dependiendo el partido y la situación del mismo.

 

Basculación defensiva y corte de líneas de pase rival:

Diego Simeone, pone a dos mediocentros que aseguran que las líneas de pase del poseedor del balón rival con su delantero centro estén siempre tapadas, pero esto no lo hace dejando al jugador estático por delante de los defensas centrales, sino que se mueve de manera tal que siempre cubre el ángulo recto a la pelota, casi desplazándose por la medialuna del área propia. Cuando el poseedor de balón rival está hacia un costado, para ejemplificar supongamos que se haya hacia la derecha, el mediocentro del equipo de Simeone está encargado de ponerse en diagonal (hacia el lado donde está el balón) al defensa central derecho, cubriendo así la línea de pase y asegurándose que el defensa central izquierdo tomará el marcaje del delantero centro rival; Además, de esa forma, el defensor central derecho cubre el espacio que eventualmente pueda dejar el defensa lateral de su lado en caso de presionar un poco más arriba. Por otro lado, cuando la pelota se haya al centro, se intentan cubrir líneas de pase profundas por el centro, vigilando hacia las bandas; El mediocentro puede llegar a adelantarse unos metros para presionar esa zona, cerrándose la línea defensiva aún más para generar un marcaje doble bien físico con el delantero centro, dejando a los extremos rivales vigilados por los defensas laterales. En este momento, la ayuda de los mediapuntas o mediocampistas centrales (dependiendo el sistema elegido) es fundamental para poder presionar 2-1 en la zona por delante al mediocentro, sino sería muy fácil para el rival la superación de ese espacio. Digamos que este es el "corte de línea" primordial del juego de Simeone, pero existen otros que hacen al juego del entrenador argentino, por ejemplo: La ayuda de los delanteros (o el delantero) a tapar pases hacia atrás es fundamental para lograr que el rival no encuentra líneas de pase de apoyo y así liberar espacios, generalmente, en la banda opuesta. De alguna forma obliga al rival a jugar hacia adelante con presión al balón y cobertura de espacio delante de él; Los equipos de Simeone intentan que el rival jueguen la pelota hacia los costados y por su misma línea, esto lo hacen tomando a jugadores entrelíneas o cortando líneas de pase como bien expliqué anteriormente.

El entrenador argentino por las funciones que le da, entrega mucha importancia a los mediocentros principalmente, que son quienes generan superioridades en la línea de adelante (mediapuntas) y en la de atrás (defensores). Son generalmente muy físicos y defensivos, aunque dependiendo el partido y la estrategia, cambia la cualidad. Es justamente de allí de donde puede comenzarse a hablar de los contraataques de los equipos de Simeone, la mayor virtud ofensiva sin ninguna duda.

A partir de la organización defensiva, y lo comentado anteriormente, es que Atlético recupera la pelota y contraataca con gran velocidad y precisión. Cuando roba el balón por el medio, el mediocentro intenta jugar la pelota hacia un costado para comenzar el ataque rápido. Quien recupera (por el centro) generalmente no sube a atacar, sino que el otro mediocentro lo hace, delegando la función de relevo al recuperador (que generalmente juega la pelota a la banda más cercana). De esa forma se obtiene un jugador más en ataque y así se llega en velocidad con 4 ó 5 jugadores a ¾ de campo rival y se mantiene una base de 5 jugadores atrás parados en 4-1. Los mediapuntas laterales, al recibir, intentan buscar al delantero centro para que pivotee y pase al ataque o directamente dejan sin juego de pelota al “9” y el mediapunta central se acerca para tener continuación de contraataque. Un movimiento muy común en los equipos de Simeone es el de pasar al delantero centro un balón, que lo devuelva y, en ese tiempo que se perdió en esos 2 pases, el mediapunta de banda opuesta cortó hacia el centro rompiendo la defensa, o mismo el mediapunta central; De esa forma se encuentra profundidad rápido y sin utilizar a todos los mediapuntas como gestores del juego de pelota ni al delantero centro para romper líneas, sino que aún mejor, se aprovecha la velocidad natural de los mediapuntas, los cuales suelen ser por lo general, bastantes rápidos y utiliza al delantero centro como pivote de mediocampo y definidor en el área. Simeone intenta que el pase sea para encontrar espacios por otros caminos, que la pelota no sea necesariamente la que marque el camino, sino que los jugadores que no participan en el juego en corto sean (valga la redundancia) partícipes de la profundidad, la definición; Los pases cortos dan les de tiempo a ellos para profundizar. Gran concepto para contraatacar.

Cuando se llega a ¾ de campo rival por banda, el vértice del área no presenta puntos de pase estáticos, sino que el delantero centro va al centro del área y el mediapunta central se presenta como apoyo al mediapunta lateral o como penetrador de la zona del vértice del área, eso es algo muy importante para arrastrar una marca principalmente; Esa penetración puede ser falsa y brinda dos oportunidades nuevas de pase: 1) El mediocentro que llega para ser de apoyo al mediapunta lateral y 2) El mediapunta central que penetró la zona y no recibió el balón (quedando en fuera de juego), se “reincorpora” al juego por la banda, siendo posibilidad de pase para el mediapunta lateral. A todo esto, esa penetración es también una liberación dentro del área para el delantero centro, que de tener dos marcas encima, pasa a tener una sola y a encontrar el hueco para cabecear en caso de llegar el centro.

Cuando la recuperación del a balón es en la banda, los jugadores buscan generalmente jugar hacia delante, con el delantero centro o mediapunta central, pero en este caso, la posibilidad de que los defensas laterales suban es más concreta, dado que es una jugada que desborda a quien acaba de perder la pelota generando un 2 contra 1 veloz y “lanza” a un jugador más al contraataque y en velocidad (hasta línea de fondo por lo general). Por otro lado, cuando juegan el balón por el centro (en recuperación por banda), el mediocentro más cercano al mismo se presenta como apoyo, y el de lado opuesto genera una línea de pase para poder cambiar de banda o profundizar por la misma; El delantero de la banda por la que se recuperó intenta mostrarse en penetración hacia la banda, siendo el mediapunta o segundo delantero el que se postula como pase corto, dando varias chances de juego al recuperador.

Para tener la idea de que Simeone es un "Estratega del contraataque" hay que ver algunas estrategias planteadas por él, cómo cambia ante equipos más débiles que el suyo y cómo juega ante equipos de mayor nivel o de nivel similar.

Ejercicio de ataque organizo + contraataque del Cholo Simeone

Cuando su equipo se enfrenta ante otro más rico técnicamente, él intenta que a partir de la defensa y de delegar la posesión de la pelota al rival, su once contraataque pero con poca gente, generalmente su delantero centro buscando a los huecos, un mediapunta lateral y el mediapunta central, de esa forma queda con 7 jugadores (en un bloque de 4-3) en su propio campo. Cuando ataca con los defensores laterales la idea es que, cuando se llega a la fase de organización ofensiva, los delanteros del rival estén presionados para cortar rápido el juego o ralentizar (temporización) la jugada.

Ante equipos más débiles lo que hace es intentar desbordar al rival en contraataque o manejar el juego en organización ofensiva con pases filtrados. En este caso la liberación al ataque de un mediocentro y la llegada en velocidad de el bloque 3-1 ofensivo, hacen que con 5 jugadores lanzados en carrera y rompiendo los espacios para arrastrar marcas, sea muy complicado para el rival defender el contragolpe.

Igualmente es ante equipos de nivel similar o mas alto, donde se nota la capacidad de creación de estrategia de Simeone; Él propone cambios del sistema que ayudan a sorprender al otro. Una gran estrategia del "cholo" fue frente al Athletic Club de Bilbao de Marcelo Bielsa en la final de la Europa League de la temporada 2011/2012, y repitiendo algunos conceptos de esa estrategia en el partido de Liga de la 2012/2013

Sabiendo la presión que ejercía el Athletic de Bilbao en campo rival y la intención de achicar espacios a partir de eso, Simeone planteó un cambio de banda rápido entregando el balón al defensa lateral que penetraba la zona de mediocampo sin marca, lo que le generaba un espacio amplio siempre y la posibilidad de centrar o llegar a línea de fondo bastante libre. En defensa también organizo a su equipo: Entregó la labor a de seguir la marca de los jugadores ofensivos del rival que entraban a la zona de la defensa propia penetrando para recibir y profundizar a sus mediapuntas, esto hacia que quedaran en fuera de juego y que los defensores laterales del Atlético de Madrid sólo se centraran en el marcaje de los extremos Athletic, imposibilitando el juego por banda y el centro al delantero centro, un arma muy fuerte del Athletic. Además a estos partidos los planteó parado en 1-4-2-3-1 al comienzo, cambiando a 1-4-1-4-1 para poder lograr un seguimiento de marcas más eficaz, con un mediocampo más amplio, transformando al sistema en el inicial con dos mediocentros y cubriendo automáticamente la línea de pase con el delantero centro con dos jugadores.

Por último quiero profundizar en un tema interesante dentro del juego en los equipos de Simeone, sobre una posición y movimientos particulares, sobre todo por la idea del entrenador de querer contraatacar rápido; El delantero centro.

Ésta posición en los equipos del entrenador argentino en cuestión es fundamental, principalmente para entender cómo se debe contraatacar con y sin la utilización de este hombre en la transición de ataque y sólo para la finalización. El delantero centro cuando no participa en la transición, intenta buscar el espacio y temporizar su llegada, no necesariamente debe llegar rápido al área, sino que en carrera junto al compañero que tendrá la oportunidad de centrar, para que, justamente, pueda cabecear en carrera. Además es común ver que cuando el centro no llega, por verse imposibilitado el compañero, el delantero sale del área a recibir fuera para hacerse el hueco para rematar o bien para pasar la pelota. Cuando forma parte de la transición, en cambio, generalmente termina "haciendo de mediapunta" para entregar la función de definidor a algún compañero, llegando él para rematar de cara al arco pero pocas veces para centrar al área.

Otro concepto interesante de Simeone y sus contraataques es la idea general de los mismos, cuando un jugador que recibe en carrera por banda puede llegar a centrar, automáticamente el delantero centro, el mediapunta central y el mediapunta de banda opuesta ingresan al área para tener tres posibilidades diferentes de remate, esto sucede en cuestión de segundos.

Pizarra táctica de Jose Manuel Ortega con: Juego de posición + contraataque

Fútbol para ENTRENADORES

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook