luis miguel ramis

Fotos: fpE

“Los jugadores que saben lo que tienen que hacer y tienen más cualidades para ello, son los que más posibilidades tienen de seguir en este club"


Luis Miguel Ramis (Tarragona, 25 de Julio de 1970) licenciado en Químicas, como técnico del juvenil del Real Madrid campeón del grupo V de División de Honor, ha conseguido mezclar talento y actitud en un grupo de jugadores que aspiran a lo máximo, ser futbolistas en el club de su vida. A pocos escalones de alcanzarlo, la rampa para conseguirlo se empina tan cerca del fútbol profesional que pocos son los que llegan y muchos los que caen en los últimos kilómetros, por eso el mister del juvenil blanco explica como siente que debe ser un entrenador.

Él fue uno de ellos, como canterano del Real Madrid que fue. Sacar lo máximo de cada uno pasa por exigirles pero también por escucharles. Les pide que actúen con normalidad pero que tengan carácter para aprovechar las oportunidades que se les presentan. Con el anhelo presente de haber sido futbolista, no puede dejar un mundo que lo disfruta y le ilusiona. Su motivación es ser parte del proceso hasta ver triunfar a buenos futbolistas y personas. Para sí mismo quiere lo mismo que pide a sus jugadores, la máxima exigencia y ambición.

 

RAMIS, ENTRENADOR DEL JUVENIL DIVISIÓN DE HONOR DEL REAL MADRID

 

- ¿Cómo es Ramis de entrenador?

Suelo ser bastante receptivo a lo que expresa el jugador, tanto en el campo como en el vestuario porque doy bastante pie a que haya comunicación. A ellos les interesa saber lo que yo quiero y yo pienso que para poder trasladarlo en el campo debo saber cómo son ellos. Implica comunicación diaria y tacto, que un entrenador consiga llegar al futbolista no se consigue en dos días pero con cariño hacen que las ilusiones se consigan.

 

- Cuando eras jugador dos de tus referentes fueron Camacho y Heynkes ¿Qué destacarías de ellos?

De Camacho, el trabajo diario y el carácter que mostraba en cada entrenamiento. Un entrenador que se ilusiona y vive lo que hace, contagia su pasión al futbolista, lo mantiene en tensión y eso te da más opciones. Heynckes fue, para mí, el precursor de unos sistemas de entrenamientos más modernos. Hasta la fecha había tenido entrenadores que usaban el método analítico, a él fue el primero que vi que asociaba las tareas de entrenamiento a lo que sucedía en el campo

 

- ¿Qué significa dirigir al juvenil División de Honor?

Una responsabilidad, un sueño y una ilusión. Al que le gusta entrenar y el fútbol dirigiendo cualquier equipo se podría sentir a gusto por estar rodeado de jugadores y balones pero tener la oportunidad de hacerlo con un equipo excepcional, en el mejor club del mundo, te otorga muchas oportunidades. Es un equipo siempre emblema, muy importante dentro de la Casa porque los jugadores que terminan esta etapa su siguiente paso es el profesionalismo, jugar en el Real Madrid C o en el Castilla,. La importancia de jugar en este equipo es básica, de la preparación que les damos hasta esta temporada va a depender que puedan adaptarse a categorías superiores. Es una temporada fundamental para los futbolistas y para que el club mantenga el nivel de sus equipos superiores.

- ¿De qué cualidades debe disponer el jugador juvenil del Real Madrid?

Son muchas, formar un jugador de alto nivel para el primer equipo del Real Madrid exige una mejora de múltiples aspectos, no sólo en lo deportivo sino también en lo personal. Tratamos de formar jugadores inteligentes, que piensen dentro y fuera del campo. La ilusión con la que debemos de trabajar es con la de conseguir que nuestros jugadores lleguen al primer equipo, es el sueño al que aspiran nuestros futbolistas. Por eso les instruimos que deben ser jugadores profesionales, equilibrados e inteligentes.

El jugador de la cantera del Real Madrid debe estar muy bien dotado técnicamente, con unos criterios de juego claros y con la capacidad de adaptarse a lo que le demande el contexto y el entrenador. Si no es capaz de adaptarse es que está dando pasos hacía atrás. Los jugadores talentosos e inteligentes que saben lo que tienen que hacer y que tienen cualidades para lo que se les pide son los que tienen más posibilidades de seguir en este club.


“LOS JUGADORES QUE SABEN LO QUE TIENEN QUÉ HACER Y TIENEN MAS CUALIDADES PARA ELLO, SON LOS QUE MAS POSIBILIDADES TIENEN DE SEGUIR EN ESTE CLUB


- ¿Cómo definirías el estilo de juego del Real Madrid juvenil A?

Es un estilo de juego que pretende ser equilibrado e intenso y con gusto por el balón. Un equipo que se muestra siempre atento al juego que mantiene buenas distancias entre las líneas y que ocupa racionalmente el terreno de juego. En definitiva, le damos importancia a todas las fases del juego y las entrenamos.

 

- Siempre se dice que los jugadores en formación de los grandes equipos tienen un debe a nivel defensivo cuando compiten en el lato rendimiento pero este equipo el División de Honor del Real Madrid ha sido el menos goleado de su liga.

Es verdad que al final un equipo que juega alrededor del balón ve muy lejos defender pero esta temporada hemos hecho hincapié porque hay que tratar de convencerles que al más alto nivel se van a encontrar con dificultades. Este año se las han encontrado ya pero si siguen dando pasos hacía adelante van a tener aún más, jugarán contra rivales mejores y de más capacidad y el entrenador que tengan les va a exigir trabajo defensivo, no podemos pasarlo por alto. Haber sido el equipo menos goleado nos ha servido para que le den más importancia al trabajo sin balón, entienden que es necesario porque ya hay equipos que les han quitado el balón.

- ¿Cuando hablas de un estilo de juego equilibrado, intenso y con gusto por el balón se podría decir que es el estilo común en toda la cantera del Real Madrid?

Yo creo que sí. Tiene que haber una progresión lógica, por edades, dentro del club pero estos son nuestros fundamentos. Está claro que no se puede entrenar igual a un alevín que a un juvenil de primer año, existen muchas diferencias, no puede haber ni las mismas intensidades ni las mismas exigencias. Hay muchas cosas en común pero la metodología es diferente en cada etapa, se van sumando conceptos para que llegados a juveniles hayan conocido todos los aspectos del juego necesarios para no verse sorprendido si tiene la oportunidad de jugar junto al primer equipo cualquier día.

 

- ¿El entrenamiento de estos jugadores con proyección de los profesionales es diferente?

Por la edad que tienen, el grado de responsabilidad y los rivales a los que se enfrentan la exigencia es diferente respecto a los demás equipo de la cantera. Ahí es donde los entrenadores somos partícipes de la fiesta, debemos diseñar tareas con espacio y tiempo adecuados para que al jugador le llegue la información, le llenen y le ilusionen y que además vean que lo que sucede en los entrenamientos se traslada al partido. Si no lo conseguimos, entonces algo estamos haciendo mal. A parte de jugadores inteligentes se necesitan técnicos inteligentes, en esta casa los tenemos porque todo el mundo se preocupa porque las cosas salgan bien. Cometeremos muchos errores pero tratamos de subsanarlos. Cuando una tarea no le llega a un jugador pues hacemos lo posible por conseguirlo. La ilusión del jugador por entender lo que le explicamos es fundamental.

 

LA FÁBRICA

 

- En el fútbol formativo hay gente que defiende el slogan “El equipo es un medio pero el fin es el jugador” ¿Estás de acuerdo con esta frase?

Dentro de un club tan grande hay diferentes objetivos, en función de la posición que ocupes. En la categoría que estamos nosotros es de rendimiento total y de máxima competitividad porque estás a las puertas del fútbol profesional. Para los técnicos de la Casa el fin es que cada jugador al término de cada temporada este preparado para dar el salto de categoría adecuada, que tenga todos los ingredientes necesarios para expresarse en superior categoría.

 

- ¿Entonces el entrenamiento deljugador de cantera debe estar focalizado en sus cualidades o en el estilo de juego del equipo?.

Van unidos. El jugador tiene que entender qué estilo tratamos de enseñarle porque creemos en él toda la cantera y él expresar todas sus cualidades. Entendemos que nuestra forma de ver el fútbol, unificada para toda la cantera, es con la que van a crecer más y con la que tienen más posibilidades de poder expresarse en el terreno de juego. Todo es mucho más sencillo cuando dispones de jugadores inteligentes y talentosos, vas un paso por delante y facilita el proceso de mejora de los futbolistas porque nos permite hacer más cosas.

 

- ¿En qué consiste esa estructura deportiva común para todos los equipos de la cantera?

Nosotros giramos alrededor del balón pero tratamos que sean equilibrados, que entiendan todas las facetas del juego. Hay que darle la misma importancia a poseer el balón que a recuperarlo. Con el diseño de las tareas 

de entrenamiento tratamos de provocar que ocurra nuestra forma de ver el fútbol, con el objetivo de que se convierta en una rutina. De los espacios y de las dimensiones depende que haya intensidad y ritmo. Tareas que seccionamos para entrenarlas de forma más específica pero que en conjunto tienen mucho que ver con lo que queremos ver en los partidos. En definitiva, un conjunto de tareas y contenidos que se parecen mucho al juego real y que tienen como objetivo común tener el balón, ir a la portería rival y recuperar el balón cuanto antes.

 

- ¿En qué tipos de tareas se traduce esa filosofía?

Tareas en progresión que empiezan en unas zonas para terminar en otra. En el fútbol se producen muchas situaciones y en multitud de ocasiones ocurren en campo reducido, eso hay que trabajarlo. De ese espacio reducido si eres capaz de salir de la presión llegas a espacios más amplios que también tienes que saber controlarlos. En el fútbol es importante saber aprovechar bien todo el ancho y todo el largo y tener variedad de todo tipo de movimientos, no sólo entrenar la creación y la elaboración, también la orientación hacía portería, la finalización.

 

En el caso de nuestro equipo, por el tipo de jugadores que tenemos , tratamos de llevar la iniciativa del juego, circular deprisa el balón, llevarlo rápido hasta el campo contrario y alejarlo de nuestra portería. Todos estos conceptos se entrenan; si quieres mantener el balón haces posesiones, si quieras llegar a portería entrenas los mismos mantenimientos orientados hacía el gol, si quieres entrenar la acumulación de pases juegas un partido dividido en zonas. Cada finalidad tiene sus tareas, prestando atención al espacio adecuado y al número de jugadores.


“HAY QUE DARLE LA MISMA IMPORTANCIA A POSEER EL BALÓN QUE A RECUPERARLO”



- Cuando termina la temporada en División de Honor qué facetas crees que debe tener un futbolista para dar el paso al fútbol profesional?

Lo primero que un entrenador debe hacer es no pedirle al jugador cosas que no has entrenado. Sus cualidades dependen del lugar que ocupen en el campo pero hay un denominador común que es tener la máxima exigencia. Cada entrenamiento es una oportunidad de ser mejores jugadores, para nadie debería ser una obligación. Ellos están en plena adaptación de su cuerpo a las exigencias del más alto nivel, y tanto ellos como nosotros estamos tratando de entender que precisan para competir en la elite.

Tiene que ser un jugador que piense rápido, se diseñan tareas para que ejecute con velocidad. Tiene que ser un jugador inteligente, se diseñan tareas para que piense entre todas la mejor opción. Tienen que tener gol porque el fútbol es juego donde gana quien marca más que el rival. Una temporada da para entrenarlo todo, de forma ordenada y paulatina, sobre todo lo más importante es que el jugador lo entienda, si no lo entiende hay que volver a repetirlo hasta que lo comprenda.

 

- Quizás la mayor diferencia entre un jugador juvenil y uno profesional es el ritmo y la intensidad de uno y de otro ¿Cómo manejas esta situación?

Cuando digo que me gusta entrenar alrededor del balón es porque quiero que los jugadores tengan gusto por el juego. Evidentemente, para llegar a competir ante rivales de la máxima exigencia, que es lo que se van a encontrar en el fútbol profesional, se requiere de un trabajo físico que también hacemos. De forma consensuada alternamos tareas con el entrenamiento físico que son fundamentales para que un jugar no sólo piense que puede hacer una cosa sino que también sea capaz de hacerla.

- Señalas como una cualidad de los futbolista de la cantera del Real Madrid, su capacidad para adaptarse. ¿Eso es lo que les define?

Este club por historia, los jugadores que han salido de su cantera, hayan jugado en el club o hayan vivido como futbolistas en otros equipos, su denominador común es que son competitivos. En líneas generales, los futbolistas formados en el Real Madrid se adaptan bien a cualquier propuesta que tenga su entrenador. Eso quiere decir que aquí trabajamos para hacer futbolistas, en el mayor sentido de la palabra. Jugadores que capaces de expresarse bajo cualquier situación y estilo de juego de juego y bajo cualquier exigencia que se les pida.

 

EL PAPEL DEL ENTRENADOR EN EDAD JUVENIL

 

- ¿Cuál es el papel del entrenador en un grupo de jóvenes promesas que están a pocos peldaños de su sueño, la Primera División?

Este año hemos tenido la suerte de disponer de un grupo de chicos formidable, a nivel humano y como futbolistas, aún con eso todos los técnicos que trabajamos a diario con los chicos debemos ganarnos su confianza, tienen que ver que nos preocupamos por ellos y por lo que les sucede. Al final es un tira y afloja, si tú me das - yo te doy, si tú no me das – no te doy. Cada uno tienen que ofrecer lo máximo, primero por él mismo y por el club y segundo por sus compañeros. Como entrenador, hay que tener un poco de mano, con unos más que con otros porque cada jugador es diferente. Aunque haya unas normas comunes que deben cumplir a rajatabla todos, hay quien necesita palabras de cariño porque son más sensibles, a otros no hace falta decirles nada porque son más fuerte. Esto es importante, darse cuenta para tratar de comunicarse de la forma más efectiva con cada uno de ellos. Son las sensaciones, tratar de saber que necesita cada uno en cada momento, como en el campo hay quien necesita una voz de aliento y otros una voz de corrección. Por suerte, esta temporada nos lo han puesto fácil, es un grupo de chavales muy bueno.

 

- ¿Qué estrategias utilizas para convencer al vestuario?

La voz mía es una y única para ciertos mensajes, como por ejemplo en cuanto a estilo de juego porque entiendo que todos los jugadores tienen que cumplir una serie de pautas en las que creemos y trabajamos para conseguir los objetivos que buscamos. Luego hay voces individualizadas, una por cada jugador por que cada uno es diferente. Una victoria, la derrota, un mal día sobre el terreno de juego o un problema personal cada jugador se lo toma de una forma distinta. Son chicos de 17-18 y 19 años que están en una edad complicada, con muchas inquietudes y que saben que tienen que buscar su camino en la vida, a veces acceder a ellos nos es fácil pero cuando se llega a ellos, lo agradecen. Es un vínculo que si lo consigues funciona a diario y en los partidos.


“EL JUGADOR TIENE QUE VER QUE ERES RIGUROSO CON LO QUE HACES Y QUE NO VALE TODO”



- Como jugador de la cantera del Real Madrid y ahora entrenador ¿Cuánta importancia tiene la imagen que proyecta un jugador de este club?

Los jugadores deben de mostrarse con naturalidad. Igual que en el Real Madrid preparamos jugadores para el más alto nivel, debemos prepararlos por si llegan que sean capaces de desenvolverse no sólo sobre el campo sino también fuera de él. Tiene que ser naturales, respetuosos, que sepan valorar lo que les ha costado llegar a donde están con humildad. Ese jugador inteligente que pedimos sobre el campo también queremos que lo sea fuera.

 

- ¿Cómo se puede conseguir formar no sólo jugadores si no también personas?

Es un trabajo a largo plazo. Nosotros no cambiamos personalidades porque haríamos mal, el jugador con carácter también es bueno para el fútbol y para nosotros. Sólo tratamos de moldear a los chicos para que vayan por el buen camino.

 

- ¿Cómo definirías tu perfil de liderazgo?

Sólo trato de expresar toda la ilusión que tengo porque disfruto lo que hago. Con los jugadores soy una persona de callarse pocas cosas, me muestro mucho, tengo pocos secretos con ellos. Me ilusiona ver cómo crecen los futbolistas y sobre todo poderles ver el futuro compitiendo al más alto nivel que es el más importante de los objetivos que tenemos todos los técnicos de cualquier cantera. Si nuestros futbolistas llegan al primer equipo, perfecto, pero si hemos conseguido formar a un buen futbolista y a una buena persona que triunfa pues es el motivo de nuestra satisfacción.

 

- Luis Miguel Ramis entrenador: Comunicación y carácter.

Sí puede ser. La comunicación es fundamental en todos los ámbitos, no sólo para conectar con el jugador o con el equipo, también para trasmitir la idea de juego que quieres en el campo. Y el carácter hay que tenerlo, el futbolista tiene que ver que eres riguroso con lo que haces y que no vale todo. Lo que haces como entrenador vale según tú trabajo y de la exigencia que pidas. El jugador sin expresarlo directamente, se da cuenta. Si a los futbolistas les pedimos el máximo, a nosotros mismos también nos debemos pedir la máxima exigencia.

Miguel Ángel Montoya

Licenciado en Ciencias de la Información | Entrenador UEFA "B"

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook