juan ramon lopez muñiz

Fotos: fpE

Lo más importante como entrenador, es saber llevar a la práctica todos esos conocimientos que vas adquiriendo.

POR QUÉ TANTOS ENTRENADORES ASTURIANOS

Teníamos una muy buena escuela en Mareo. Desde pequeño te enseñan no solo a jugar, sino a comprender y entender por qué se hacen las cosas a través de los entrenamientos. Y también hay una gran escuela de entrenadores en Asturias que posee un método de enseñanza muy bueno. Y esa es la clave.
 

EN QUÉ MOMENTO DECIDISTE SER ENTRENADOR

Siendo jugador ya intentaba comprender el juego. Mi filosofía era: cuanto más sepa acerca del juego, mejor jugador seré. Si eres capaz de conocer y entender el juego y saber el por qué de lo que se hace, se mejora enormemente como futbolista. Actualmente, gracias a la mejora de los métodos de entrenamiento, las cosas han cambiado para bien. Los jugadores se interesan mucho más por el juego. En mi caso concreto intento explicar el ejercicio, ponemos imágenes del rival, cortes para corregir errores que se repiten... todo esto mejora al jugador y le implica en el juego.

 

QUÉ ENTRENADORES TE INFLUYERON

Tuve la gran suerte de tener a Juande Ramos como entrenador y luego formar parte de su cuerpo técnico como segundo. Él me explicaba el por qué de todo lo que íbamos a hacer. Esos minutos, esa experiencia, ha sido definitiva en mi carrera como entrenador. Veo difícil aprender tanto desde fuera. Y lo más importante es saber llevar a la práctica todos esos conocimientos que vas adquiriendo.
 

TU EVOLUCIÓN COMO ENTRENADOR

Yo noto mi evolución como entrenador sobre todo en los entrenamientos, entiendes situaciones que se deben y no se deben hacer y que antes no eras capaz de verlas. Lo más importante es saber evolucionar a la velocidad que evoluciona el fútbol. Y no solo a nivel metodológico. Por ejemplo, la velocidad a la que se juega actualmente requiere un nivel de concentración, reacción y actuación por parte del entrenador muy alto para poder salir airoso y no equivocarte en la toma de decisiones en momentos determinados del partido.
 

METODOLOGÍA DE TRABAJO

Parto de la base de que debe haber un buen trabajo de conjunto, un buen juego de equipo. Queremos jugadores, como ya he dicho, que entiendan el fútbol, que sepan respetar el sistema de juego y consiguiendo un equilibrio entre ataque y defensa. Luego, depende de los jugadores que tengas, el equipo en el que estás y el objetivo que te marquen, terminarás modificando algunos aspectos que configurarán tu manera de entrenar. El entrenador profesional debe cumplir objetivos: analizas la plantilla que tienes y te debes preguntar cómo conseguir esos objetivos que te marca el club. Y a partir de ahí ya decides cómo debe jugar tu equipo.

En ese aspecto la pretemporada es el periodo del año más importante para decidir cómo debe jugar tu equipo. La idea de e estar clara en ese momento y el jugador conocerla desde el principio. Este periodo solemos hacerlo de seis semanas antes del inicio de la competición. La primera semana básicamente es de vuelta al trabajo: aspectos condicionales y pequeñas nociones tácticas de cara al primer partido de pretemporada. En esos primeros días tratamos de conocer a los jugadores para poder perfilar bien el sistema táctico que queremos aplicar. Luego cuando nos concentramos esos 7-10 días todos juntos hay un trabajo exhaustivo con toda la plantilla: trabajamos mañana y tarde e incluimos charlas con los jugadores. Esa información que les vamos dando la van asimilando y los frutos se ven a partir del segundo o tercer partido de pretemporada.

El concepto de transiciones las trabajamos todas las semanas, tanto en pretemporada como en época competitiva. Actualmente es muy posible que sea el aspecto más importante del juego. Intentamos predeterminar, dependiendo del rival, donde robar para, con pocos toques, finalizar la jugada. Y al contrario, si perdemos el balón, cuanto antes sepamos capaces de reorganizarnos y montar la defensa, mucho más fácil será defender el ataque rival. Lo que si tenemos claro es que si somos capaces de llegar con 8 jugadores al ataque (organizados), más sencillo va a ser realizar la presión y evitar contras.
 

SISTEMA

Lo variamos dependiendo de las características de los jugadores. Considero al sistema 1-4-4-2 como muy equilibrado y a partir de él las modificaciones hacia otros sistemas son muy pequeñas.
 

SEMANA TIPO

Lunes tras partido hacemos sesión de recuperación típica con nada de cargar para los que han jugado el día anterior y un entrenamiento compensatorio para los que no jugaron. Martes solemos dar día de descanso. Miércoles, dependiendo del calendario y del día del siguiente partido, hacemos 1 o 2 sesiones. Metemos carga física y modelo de juego todo con balón. Jueves es el día principal en cuanto a aspectos tácticos para el siguiente partido. El viernes bajamos mucho la carga con juegos lúdicos. Y el sábado hacemos un partido donde repasamos aspectos tácticos trabajados durante la semana y ensayamos la estrategia.
 

ESTRATEGIA

Le damos muchísima importancia ya que muchos artidos se resuelven con este tipo de acciones. Vamos modificando la estrategia de ataque dependiendo de cómo defiende el rival. Pero lo más importante es tener un buen lanzador. Sin eso, es muy complicado que salga bien lo trabajado.
 

CUERPO TÉCNICO

Por supuesto es fundamental tener un cuerpo técnico de confianza y que trabaje en la misma línea que tú. Somos pequeños (segundo entrenador, preparador físico y entrenador de porteros) pero debemos adaptarnos y hacer un poco de todo todos. Al final qué es lo que busco, que vean el partido y me den su opinión de lo que ven. Ponerlo todo en común y buscar la mejora del conjunto.
 

DÍA DE PARTIDO

No tenemos concentración previa en el hotel cuando jugamos en casa. Llegamos dos horas antes al estadio, realizamos la charla previa y decimos el once titular. Cuando sabemos la alineación rival, hablamos entre nosotros de las posibles situaciones que se pueden dar, si es parecido o no a lo que habíamos previsto, etc...

Si jugamos fuera si tenemos concentración. Solemos aprovechar para hablar individualmente con jugadores y hacemos la charla antes o después de la comida dependiendo del horario del partido. Una pequeña sesión de activación en el hotel y salimos para el estadio.

El entrenador tiene 2 fases: una de entrenamiento semanal y otra de lectura de partido. Es muy muy importante saber leer el partido en cada momento y no equivocarse en las decisiones que tomas.
 

GESTIÓN DE GRUPO

Esta es la otra parte fundamental de la labor de un entrenador de fútbol. El 80% de tu trabajo se te va en saber gestionar el grupo. Hay que saber tratar y motivar a todos los jugadores, a los que juegan y, sobre todo, a los que no lo hacen. Conseguir que no hay diferencias entre unos y otros. Ser honrado con todos los miembros del plantel e intentar ser lo más justo posible a la hora de convocar y alinear .

Fútbol para ENTRENADORES

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook