jose ramon sandoval

Fotos: fpE

Los protagonistas son los jugadores. El Oscar, como director, sólo te lo pueden dar ellos.

José Ramón Sandoval (Madrid 2 de Mayo de 1968) se ha montado con el tren en marcha en el proyecto del Real Sporting de Gijón. Un club en sintonía con él, de mucho corazón. Lidera un reto de los que le gusta definir como “Puerta grande o enfermería”. En la pizarra cuenta los pormenores de su idea de juego, libertad y compromiso. Así entiende el fútbol un entrenador de barrio, que comenzó en Humanes y llegó hasta Primera División.

 

- ¿Cuál es tu idea de juego?

Mis equipos tienen que tener un instinto ofensivo pero sin descuidar la defensa. Intentamos hacer un fútbol combinativo, de toque. Las transiciones defensa-ataque pueden tener mucha posesión pero intentamos presionar en el campo contrario para provocar errores en el rival, si robas ahí con jugadores de calidad es mucho más fácil marcar. En todos mis equipos mi prioridad ha sido mantener el equilibrio, si juegas al ataque debes estar muy atento a las vigilancias defensivas y al equilibrio entre todas las líneas. Me gusta dar anarquía a mis tres delanteros pero no quiero que nunca la foto del sistema desaparezca, las siete líneas que lo forman; el portero, los dos centrales, los dos laterales, el medio centro, dos mediocentros ofensivos, dos extremos y el punta. Con el sistema - 1-4-3-3 - siempre se dibujan rombos dentro del terreno de juego que facilitan las coberturas y las ayudas permanentes, tanto en defensa como en ataque es una tela de araña. Tiene que hacer un cambio de orientación muy brusco para superar nuestras coberturas y líneas de presión. Este esquema sin intensidad puede tener muchos inconvenientes, la banda puede ser muy ancha para laterales y extremos por eso siempre que sube el lateral indico que defiendan los tres centrales más el medio defensivo que debe dar equilibrio. Se pueden marcar muchos goles pero si no hay intensidad ni vigilancias también puedes encajar muchos. Hasta el día de hoy, es el dibujo que más he utilizado y lo considero el más difícil de contrarrestar. Hay un equipo en España que lo ha ejecutado a la perfección por la calidad técnica y el compromiso de sus jugadores que al final ha dado sus frutos.


“EL PRINCIPIO FUNDAMENTAL DE UN JUGADOR ES LA TOMA DE DECISIONES”


- ¿Qué tipo de jugadores, bajo este sistema, buscas para combatir y neutralizar al equipo rival?

Como en cualquier deporte, lo más importante es la cualidad técnica. Un futbolista tiene que dominar el balón a la hora de ejecutar un pase, un control o definir. Por ejemplo, con este sistema si no finalizas los partidos se pueden convertir en un correcalles. La segunda cualidad fundamental es la concentración porque se van a dar muchas vigilancias, el defensa tiene que estar muy pendiente del delantero que marca cuando el equipo está presionando arriba. Cada uno tiene que conocer cual es su rol. Tener una buena preparación física es importante porque este esquema es muy exigente, hay que presionar y achicar espacios constantemente. En este y en cualquier otro sistema el principio fundamental y característico que tiene que tener un jugador del fútbol es la toma de decisiones.

- Dentro del sistema de juego ¿Cuáles son las demarcaciones claves?

Fundamental es el medio centro defensivo porque es quién da el equilibrio al sistema, permite que los volantes y los extremos vayan más alegres a atacar y se despreocupen de los espacios que dejan por detrás porque saben que el pivote defensivo va a estar haciendo vigilancias y coberturas. Para mí, el pivote tiene que ser un apagafuegos. Yo he tenido a Javi Fuego que es el jugador ejemplar en esta demarcación, el cimiento sobre el que se construye el sistema. Luego me gusta tener dos centrales que tengan buena salida de balón y capaces de hacer desplazamientos diagonales en largo. Dos extremos, que nosotros ponemos a pierna cambiada, para facilitar los cambios de orientación y los movimientos hacía adentro. Además tienes que tener un delantero con mucha jerarquía para que cuando no puedas jugar un fútbol combinativo tengas un futbolista que sepa dar la pausa ,cuando reciba un balón de espaldas a portería, para jugar con los volantes o extremos que llegan desde atrás para entrar a su espalda. Necesito que el jugador automatice movimientos y que se mentalice que tiene que llegar y no estar, tocar y moverse. Si con este sistema se ejecutan movimientos anárquicos o totalmente pasivos, las cualidades de mis jugadores no me sirven. El perfil de nuestro jugador es compromiso, si no se compromete a la hora defender ni de atacar nuestra idea se va al traste.


“SOY SINCERO CON LOS JUGADORES, PREFIERO QUE SEPAN DE MI BOCA LO QUE PIENSO”


- ¿Cómo manifiesta el equipo sobre el campo dos conceptos tan fundamentales para ti como el pressing en el campo contrario y el equilibrio?

Cuando nuestro rival saca el balón jugado, intentamos ahogar al adversario con los tres jugadores de ataque muy juntos, pendientes de cualquier cambio de orientación, hacemos las basculaciones en diagonal hacía donde se dirige la pelota. Siempre dejamos libre al lateral de la banda contraria. No presionamos para robar el balón si no para provocar el error en el pase, a partir de ahí fijamos marcas mixtas en el centro del campo y perseguimos a los jugadores hasta que se termina la jugada. Intentamos provocar que el equipo rival opte por golpear en largo, así nuestros centrales ven el balón de cara, más fácil a la hora de defender y anticiparse. Todos los pases del adversario deben de ser precipitados que nunca les de tiempo, ni al central ni al medio centro, de levantar la cabeza y buscar la espalda de nuestra defensa.

Hay veces que no se llega a tiempo a la presión, una vez que el adversario juega en largo posicionamos al medio centro defensivo y a uno de nuestros medio ofensivos próximos a la segunda jugada, a la zona de rechace. Todos los entrenadores nos conocemos muchísimo, para contrarrestar y sorprender necesitamos jugadores muy cualificados.

 

- Por el otro lado ¿Dónde te gusta que repliegue le equipo?

Intentamos replegar en tres cuartos de campo. Si nos meten más atrás hasta el semicírculo del campo contrario. Hacemos un repliegue tipo embudo. Tapar primero el centro del campo, para estar bien resguardados donde puede haber más desequilibrios dentro del sistema. Dejamos las bandas más libres.

 


- ¿Cómo saca el balón jugado vuestro equipo?

Tenemos varias posibilidades cuando sacamos el balón jugado desde atrás. Lo primero que hacemos es abrir a los centrales hasta los picos del lateral del área. Nos permite, junto al apoyo del medio centro defensivo, más opciones de salir de la presión. Intentamos siempre conectar un pase entre líneas, acercándose uno de los medio centros ofensivos o apoyando por dentro uno de los extremos y que el siguiente pase sea otra vez hacía fuera sumando la incorporación del lateral.

Cuando la presión del equipo rival es muy intensa, nuestros centrales ,colocados en su lado para utilizar su pierna hábil ,buscan un cambio de orientación hasta el lateral contrario que tiene que estar bien abierto. A partir de ahí, por la misma banda, buscamos ganar la espalda de la defensa rival con los movimientos de nuestro punta.

Con este sistema hay otra manera de sacar la pelota. Por medio de nuestro centrocampista defensivo buscamos saltar las líneas del equipo rival conectando un pase hacía la zona de creación / finalización dirigido a uno de nuestros medio campistas ofensivos.

Sea cual sea la salida de balón elegida es primordial inculcar a nuestros jugadores que piensen en el equilibrio entre las líneas – por si hay pérdida de balón, recuperar el orden-.


“EL JUGADOR DE HOY QUIERE SABER COMPETIR MUY BIEN”


- La gestión del grupo ¿Cómo manejas las relaciones personales?

Me gusta ser sincero con los jugadores, si le tengo que decir tanto los errores como los aciertos prefiero que sepa de mi boca lo que pienso de él. Mi sencillez me ayuda a que el jugador se comprometa más, sabe el perfil de entrenador que tiene delante. Me gusta que el jugador se siente cómodo, el protagonista de esta película. El entrenador debe tener un papel secundario, una persona de apoyo, no nos podemos equivocar ellos son los protagonistas. Los jugadores son los que actúan, los culpables de que tu idea se ejecuten bien. El Oscar, como director, sólo te lo pueden dar ellos. Si tú te das una importancia por encima de los jugadores, no les das el rol que necesitan, va a ser difícil convencerlos. El jugador debe ser valiente, que no tenga miedo al error, que proponga lo que le lleva dentro. Como a mi me gusta que el futbolista de un paso al frente y tenga libertad, él se encontrará a gusto y al mismo tiempo el respeto será mutuo. Nunca miro el carnét de identidad para poner en el campo a un jugador, tengo ejemplos. Conmigo ha jugado 39 partidos Movilla con 37 años y chicos como Lass, con 17/18 años han jugado casi veinte partidos en Liga, juega la gente que es comprometida, trabaja y tienen asimilados los conceptos tácticos.

- ¿Qué diferencias has encontrado entre coger un equipo desde el inicio de temporada y a otro, como el Sporting de Gijón, a mitad de temporada?

Son diferencias abismales. En uno haces la pretemporada, un stage de 40 días donde te puedes permitir equivocarte en los partidos de pretemporada. El jugador se adapta a ti, el sistema no se lo tienes que enseñar en un curso acelerado, se lo aplicas por conceptos, ataque, defensa... Puedes corregir, vas poniendo al jugador en forma óptima para poder ejecutar tus movimientos. Cuando llegas a un proyecto ya empezado, lo primero los jugadores tienen asimilado otro sistema y otra percepción del juego por el entrenador que tenían y cuesta al principio convencerlos. Al final la exigencia de sacar resultados es la misma obligación para ti que para el entrenador que ya ha salido. En muy poco tiempo tienes que llevar a cabo un trabajo acelerado, necesitas gente muy cualificada para transmitir todo lo que los jugadores puedan coger. En esta situación el error penaliza mucho porque ya son tres puntos en juego, no tienes el partido amistoso de pretemporada que usabas como sparring para probar tus movimientos ofensivos y defensivos. Entonces, los resultados potencian en los jugadores lo que tu les vas diciendo. Si las victorias no llegan, por muy bien que trabajes durante la semana y se lo hayas explicado, el jugador no se convence.

 

- El cuerpo técnico comandado por José Ramón Sandoval es muy conocido por sus planes individualizados

El fútbol es un juego colectivo pero nosotros intentamos hacer saber a los jugadores la importancia de lo individual. No podemos tratar de la misma manera a un central que a un lateral. Con el scouting grabamos todos los partidos y entrenamientos. Se carga toda la información en un pendrive de forma personalizada para cada jugador. Cuatro minutos de imágenes del jugador, aciertos, errores y consejos. Otros dos minutos de actuaciones del rival al que te puedes enfrentar del equipo rival para conocer un poquito lo que te puedes encontrar en el partido. A parte, diseñamos planes físicos y de prevención personalizados. Por ejemplo, hay jugadores que deben potenciar el equilibrio pélvico, otros la fuerza explosiva o la fuerza abdominal etc... Adaptamos un trabajo personal de quince – veinte minutos que se realiza previo a la sesión de entrenamiento. El jugador tiene que ser una máquina, conocer su plan de trabajo y ejecutarlo. Además en el vestuario tenemos una pantalla donde se está reproduciendo en bucle, sin parar, el informe del equipo contrario. Mientras el jugador se está cambiando, dando un masaje o hablando con sus compañeros ve al equipo contrario y tiene una idea de lo que vamos a trabajar en el campo. Con estos planes individualizados, el jugador aprecia que estamos pendiente de él y que nos preocupamos por ayudarle. No queremos trasformar tanta información en una persecución al jugador porque podríamos empequeñecer sus ideas. Si vemos que el jugador está nervioso, le dejamos llevar con pinceladas de aspectos positivos y seguir el plan físico. El jugador de hoy es comprometido porque no quiere que se le vean sus vergüenzas. El fútbol es más exigente que antes. Quiere saber competir muy bien.

Miguel Ángel Montoya

Licenciado en Ciencias de la Información | Entrenador UEFA "B"

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook