manolo diaz

Fotos: fpE

En mi opinión, las cuatro fases del juego son los aspectos que mas equilibrio dan a un equipo.

Manolo Díaz, entrenador del Real Madrid “C”, nos explica las particularidades de una cantera en Tercera División. 

Entrena al segundo filial de “La Fábrica”, el primer equipo dónde los chavales ven la luz al final del túnel de sus sueños. Conoce como nadie lo que sienten sus futbolistas y lo que necesitan para adaptarse a la nueva realidad que viven de su paso del fútbol de cantera al profesional. Además de entrenar, el míster “vive” en Valdebebas vigilando a las nuevas hornadas que él tendrá que hornear en Tercera División. Una categoría que conoce a la perfección.


- PRINCIPIOS DEL JUEGO 

El juvenil “A” del Real Madrid es el nutriente de los filiales blancos. En el Real Madrid “C” se juntan lo mejor de cada generación para seguir soñando. Manolo Díaz es el encargado de hacerles ver la otra cara del fútbol “Lo primero que hay que enseñarles es a defender. Los jugadores están acostumbrados a dominar los partidos, a tener la posesión de la pelota los 90 minutos. En la Tercera División ya no es así. Este es un aspecto que les cuesta entender a los futbolistas” afirma. 

Habituados a llevar el peso del partido, el míster les conciencia que a veces te sientes dominado, es cuando deben aprender la importancia de robar y atacar. Del cambio de categoría aparecen las virtudes de los futbolistas para marcar la diferencia. En Tercera División la mayoría de los partidos se resuelven por la mínima. De ahí la importancia de dominar las 4 facetas del juego “los aspectos que dan equilibrio a un equipo” enmarca el entrenador blanco. 


“ESTAMOS EN UN CLUB ESPECIAL, SE MIRA MUCHO MÁS AL JUGADOR PORQUE HAY QUE FORMARLOS PARA QUE JUEGUEN EN EL PRIMER EQUIPO”  


El ataque - organizado, es fundamental para el Real Madrid, un equipo que quiere dominar. Los rivales tienden a hacer repliegue intensivo ante los ataques del segundo filial por eso el entrenador exige a los chavales tranquilidad, paciencia, capacidad para mover el balón rápido, y ellos lo hacen. No olvida sus raíces en la Antigua Ciudad Deportiva. Con Vicente Del Bosque y Rafa Benítez, como referentes, le gusta sacar la pelota jugada, los laterales largos, los extremos encarando, un delantero centro que se mueva entre líneas y una referencia arriba, killer en el área. 

La defensa – organizada, requiere muchas horas de entrenamiento para un entrenador de cantera, según nuestro protagonista porque los jóvenes suelen tender a los despistes. Pero este año el Real Madrid “C” es un equipo atípico porque es de los menos goleados en la Tercera División. “Es virtud de los futbolistas que están muy atentos” asevera. “Defender bien es importante para nosotros porque sabemos que vamos a tener una, dos o tres ocasiones y si no encajamos ningún gol, el partido lo podemos ganar” apostilla.

 

La transición defensa – ataque, es el punto fuerte del equipo y además lo que se entrena sale en el campo. “Lo trabajamos de forma específica y la verdad es que los estamos haciendo muy bien en los partidos porque tenemos la capacidad de acabar jugadas de una portería a otra en tres o cuatro pases, por la calidad que tenemos en los desplazamientos de balón, la velocidad de los jugadores y nuestra capacidad de finalización” describe. 

Por último, en la transición ataque – defensa, Manolo Díaz sabe que es el primer paso para no encajar goles. Como equipo dominador y de caudal ofensivo como tiene que ser el Real Madrid “C”, su objetivo es que no les pillen a la contra. “Tratamos de defender con cuatro defensores y dos mediocentros mínimo. Jugamos con un sistema 1-4-2-3-1 en zona. Defensa en línea. Dos pivotes, uno con más características ofensivas que el otro. Tres mediapuntas, dos jugadores de banda y un delantero que se descuelga entre líneas. Y una referencia arriba que es el que nos marca la salida del balón y también es el primer defensor” así define la organización defensiva de su equipo una vez pierde la iniciativa.

 

 - EL ENTRENAMIENTO Y EL PARTIDO

El balón es el único que siempre entrena. Para el mister es tan importante el juego real como la teoría. Por eso sus ejercicios mezclan el juego posicional, con inferioridad y superioridad numérica, como los ejercicios analíticos dónde se trabajan movimientos y directrices imprescindibles. “Ir de lo más fácil a los más difícil y progresar metodológicamente de lo analítico a los más global son la clave” enfatiza el entrenador del Valdebebas. 

La categoría dónde juega el Real Madrid “C” condiciona su forma de entrenar por eso la planificación semanal cambia en función del lugar dónde se juega el fin de semana, en casa o fuera. “Nuestras semanas cuando jugamos en casa son de trabajo con balón, juego posicional, iniciación del juego desde atrás, transiciones rápidas para jugar a la contra y finalizaciones por banda. Todo con pocos toques. Cuando vamos a jugar a campos que no se adaptan en nada a nuestras condiciones, que son muchos en Tercera División, y nos vemos sometidos al juego directo del rival, trabajamos mucho los rechaces y la segunda jugada. También el balón largo porque no podemos pecar de ingenuos y querer salir jugar más de la cuenta en campos dónde no se permite porque estamos sometidos a un resultado” resume el entrenador. 


“LA TOMA DE DECICIONES TE LA DEMANDA EL PROPIO JUEGO” 


Para Manolo Díaz el día del partido comienza con la semana de entrenamientos, lo demás son detalles. Observar, corregir y analizar “La toma de decisiones te las demanda el propio juego. En el día de partido, en función del resultado, tienes que dar con la tecla. Bien con un cambio táctico o dando entrada a un revulsivo desde el banquillo” reflexiona el entrenador. 

 

- UN EQUIPO DE CANTERA... EN 3ª DIVISIÓN

No es fácil para los chicos de Valdebebas jugar en una categoría tan diferente. Dónde hay equipos que juegan al fútbol construyendo desde atrás, otros siendo más verticales y otros directamente con la defensa como corazón y el balón largo como cerebro. Manolo Díaz es un entrenador curtido en mil batallas y conoce la categoría como el mejor. Entiende que los aficionados del Real Madrid no comprendan como un filial blanco pierda ante equipos de menor renombre pero la categoría es tan igualada que se puede perder contra cualquiera. De la misma forma que no se puede jugar siempre como se quiere porque ni los campos lo permiten ni los rivales de dejan.
 

Este es el motivo por el que el entrador del segundo filial instruye a sus futbolistas a aprender de cada partido y de cada rival. “Siempre les digo que jueguen como un veterano” sentencia. Aunque esta encantado entrenando a canteranos porque “entras y hay ilusión, ambición y ganas de querer ser, es su deseo” comenta.


En este vestuario En otro equipo de Tercera División, que no sea un filial, también las hay pero de otro modo. Quizás su sueño de vivir del fútbol o llegar a ser un profesional de este deporte ya ha pasado mientras que en los jugadores de este equipo. En lo deportivo, yo se lo comento a ellos, me gustaría que jugasen como un veterano. Cuando piensa en el futuro de sus jugadores desea que cumplan sus sueños. Pero no los engaña, deben saber que es difícil. Por eso les dice que no les queda otra que creer en sus posibilidades y que tengan la confianza de ganar. 


- “LA FABRICA” 

Once años como jugador y ahora entrenador de jóvenes valores. Es una voz autorizada para describir la casa blanca y su fútbol base. Así lo describe “estamos en un club especial, dónde en cantera prima más lo individual que lo colectivo. Se mira mucho más al futbolista porque de lo que se trata es de formar jugadores para el primer equipo”. Pone como ejemplo a sus chicos del Real Madrid “C”, “en el equipo que entreno, ,difícilmente llegarán los 20 jugadores a la elite. Ojalá llegue uno al primer equipo y cuatro o cinco a Primera División, son circunstancias que se pueden dar, por eso se prima más el trabajo individual al colectivo” argumenta la forma de entender el fútbol base por parte de las grandes canteras.  

 


“COMO ENTRENADOR, TE TIENES QUE ADAPTAR A LA FILISOFIA DEL CLUB Y CONSEGUIR BUENOS RESULTADOS”



Según está forma de ver las cosas ¿Cuál es la figura del entrenador en la cantera? Para Manolo Díaz es complicado porque el entrenador suele mirar a todo un equipo. Pero también sabe que hay que adaptarse a la filosofía del club, formando futbolistas, al mismo tiempo que debes conseguir buenos resultados. 

Para formar futbolistas, la “Fábrica” junta por posiciones y generaciones en entrenamientos específicos e individualizados. Los hay de porteros, centrales, laterales, mediocentros, jugadores de banda y delanteros. Son ejercicios analíticos. El entrenador del Real Madrid “C” defiende esta metodología porque “está comprobado que se aprende a través de la repetición. Si un jugador de banda centra diez minutos más cada día, con el tiempo será mejor. Si un defensa despeja diez minutos más, despejará mejor. Es un trabajo sencillo pero eficaz, con el tiempo se ve la mejora”.

La última pregunta era obligada, el dilema entre competir y formar en las grandes canteras. En el Real Madrid hasta categoría juvenil se forma, más allá del resultado obligado por escudo. En los dos filiales se sigue formando a los futbolistas pero para ser profesionales del fútbol. Reflexionado su respuesta no puede ser más categórica, “no entiendo la formación, sin competición. Un equipo se forma mejor ganando que perdiendo”. Mejor que él nadie lo sabe porque de los éxitos de sus futbolistas, en el Reral Madrid, depende que cumplan sus sueños. 

En el club dónde estamos, hasta categoría juvenil es razonable que se busque la formación. Si es verdad que tanto Real Madrid “C” como Castilla estamos aún en un proceso formativo, es evidente, pero no entiendo la formación sin competición. No creo que un equipo se forme mejor perdiendo que ganando, al revés, un equipo se forma mejor ganando que perdiendo.

 

Miguel Ángel Montoya

Licenciado en Ciencias de la Información | Entrenador UEFA "B"

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook