jose luis oltra durante la entrevist

Fotos: fpE

José Luis Oltra es un entrenador con las ideas claras, maneras una exigencia continua a los jugadores y así mismo.

Jose Luis Oltra (Valencia 1969) se ha convertido en el prototipo de entrenador español, joven y preparado que consigue resultados visibles en casi cada equipo que entrena. Con un juego vistoso caracterizado por el buen trato del balón y unas bases defensivas sólidas, saca el máximo rendimiento de las plantillas a las que entrena. Gran conocedor del juego y de las categorías donde compite se muestra seguro de lo que dice y seguro en lo que hace. Ideas claras, maneras amables y cercanas y una exigencia continua a los jugadores y así mismo, son algunas de las características que, claramente, le definen como entrenador.

Soy un enfermo del fútbol. Y esta profesión pienso que es puramente vocacional. Desde el primer momento quería ser entrenador (me saqué la titulación siendo todavía futbolista). Y siendo futbolista pensaba como entrenador; paradójicamente, ahora que soy entrenador intentó pensar cómo futbolista.

De todos los entrenadores que tuve como jugador aprendí algo. Unos te gustan más que otros, de otros sabes qué no vas hacer nunca lo que hacían ni voy a dirigir como dirige, pero de todos he cogido cosas que me han ayudado a ser lo que soy. Como entrenadores somos una mezcla de lo que éramos de jugadores, de los entrenadores que hemos tenido, de la formación que nos han dado en la escuela de entrenadores y la propia inquietud personal.

IDEA DE JUEGO

Cuando eres jugador ves aspectos del juego que te gustan y que no te gustan, y vas pensando qué cosas te gustarían añadir a tu idea de juego. La forma de jugar del equipo en el que estás, la demarcación en la que juegas...son aspectos que marcan. Pero el modelo de juego, la puesta en práctica de esa idea, depende fundamentalmente de los futbolistas que tienes, por lo que hablar de un modelo es hacerlo de una forma irreal. Mi modelo sería como el de cualquiera: equilibrio, trato de balón excepcional, con fútbol ofensivo, con llegadas y además sólido defensivamente.... Idílico. Tienes qué saber con qué cuentas, es decir, tener un modelo definido pero saber adaptarlo a los futbolistas que tienes.

BASES DE TU MODELO DE JUEGO

Mi idea es intentar ser protagonista, ser el dueño del balón y llevar el peso del partido (aunque hay veces que tienes el balón y no tienes el control del partido). También eres protagonista si cuando pierdes el balón vas a buscar al rival, no le permites que lleve la iniciativa. Pero repito lo de antes, depende de la materia prima (jugadores) que tienes. Ha habido equipos que he intentado presionar arriba y no he podido o tenía un equipo que no podía generar juego desde atrás y he tenido que proponer un juego directo y segundas jugadas.

SISTEMA PREFERIDO

El sistema, por sí mismo, es algo que me dice muy poco o nada. Es verdad que es importante para tener claro desde donde tienes que partir, pero uno con un mismo sistema puede apretar arriba o juntarse atrás; puede jugar directo o de una forma más combinativa. Entonces lo que es en sí el dibujo no te dice nada. Te lo dice cómo evoluciona el equipo en ataque y en defensa a partir de esa situación inicial.

Dentro de que todos los sistemas pueden ser equilibrados y válidos cuando se trabajan, el que más he usado ha sido el 1-4-4-1-1.

Los jugadores es lo primordial pero no se debe renunciar tus principios, a tu idea. De primeras siempre probarás en lo que tú crees. Luego lo matizarás y lo adaptarás a los jugadores que tengas. Debe de haber un equilibrio entre lo que tu crees y lo que tienes, pero, en mi opinión, siempre al final influyen más las características de los jugadores que posees sobre las ideas que tienes.

PRETEMPORADA

Es el periodo fundamental del año y lo primero que hago es marcar el funcionamiento grupal a nivel de normas en el equipo. Dinámica de grupo, dirección de equipo, que los jugadores sepan qué espero de ellos y ellos de mí. Es un trabajo de liderar y convencer y, en ocasiones, imponer.

 A nivel de juego, desde el primer día introducimos el balón con entrenamientos integrados donde la carga física está dentro del trabajo técnico-táctico. Los primeros 8 o 10 días dejo libertad por que quiero ver cómo se desenvuelve el equipos que yo le diga nada y poder sacar conclusiones. Con ese análisis más mi idea de juego establecemos las tareas y la forma de trabajar.

El trabajo defensivo es lo primero en lo que trabajamos.: orden, equilibrio y distancia entre líneas, posicionamiento de partida para defender, dónde y cómo presionar...y ofensivamente lo mismo. Al final esto son tomas de decisiones continuas y en esa toma de decisiones lo importante es que todos sepan cómo actuar grupal e individualmente ante un momento determinado del juego. Y debes dotar al equipo de variantes para poder contrarrestar o atacar al rival ante diferentes situaciones que surgen durante un partido.

Creo que es más sencillo trabajar los aspectos defensivos que los ofensivos. En estos últimos dependes más de la calidad de tus futbolistas, das pautas de ataque pero dejas que se expresen con más libertad.

TRANSICIONES

El fútbol es una unidad que se trabaja por departamentos: lo ofensivo, lo defensivo, la transición defensa-ataque, la de ataque-defensa... En cada tarea trabajas todos los aspectos pero no de forma independiente. En la mayoría de los casos lo que hay que tener claro no sabes cuando acaba una y cuando empieza la otra, es decir, tu estás atacando pero debes estar preparado para defenderte en caso de pérdida.

SEMANA DE TRABAJO

Actualmente, y por desgracia, hay pocas semanas. "Tipo" (jugar de domingo a domingo). Pero cuando la tenemos, nuestra estructura es la siguiente: me gusta entrenar el día después del partido y es un entreno fundamental para los que no han jugado: vienen del viernes con poca carga, sábado también, domingo no juegas y hasta el lunes son demasiados días. Asía que su trabajo es de gran intensidad. Los que han jugado mucho más suave. El martes es descanso (yo aprovecho para ver vídeos del rival y terminar de rematar las tareas a realizar); el miércoles lo llevamos hacia trabajos de fuerza, espacios reducidos, menos número de jugadores, menor tiempo y mayor recuperación, con conceptos tácticos más generales; El jueves tenemos trabajos encaminados a la resistencia con campo grande más parecido al juego real, con conceptos tácticos que nos vamos a encontrar el siguiente partido o que quiero potenciar respecto a encuentros anteriores; el viernes bajamos la carga de trabajo, con un trabajo inicial más recreativo y con un componente muy táctico y con poca carga física en la parte final (movimientos posicionales y ABP); y el sábado siempre usó el mismo esquema: calentamiento, parte inicial con finalizaciones de centros y remates por tríos y acabamos con un partido corto para tener sensaciones.

Estudiar al rival es algo fundamental. Hay muchos rivales que sí te pueden condicionar totalmente tu forma de jugar (por ejemplo el Barça o el Madrid) y por consiguiente tu forma de preparar ese partido. Afortunadamente no todos los equipos tienen esas características, pero cualquier equipo tienen virtudes y defectos y tienes que saber contrarrestarlas y aprovecharlos. Dentro de tu modelo de ser protagonista hay que estar preparado una serie de comportamientos para evitar que el rival sea superior. Y eso te lo da el análisis del contrario. Este análisis lo hacemos junto a una serie de ayudantes que me dan un informe y cortes de video (que ponemos a los jugadores) y me aportan ideas que ellos han localizado sobre el juego del rival. Pero yo además suelo ver alguno de sus últimos partidos para añadir a esa idea que me dan mi propia visión del rival y lo que me gustaría que mi equipo hiciera.

CUERPO TÉCNICO

El entrenador es la cabeza visible pero somos equipos de trabajo. Cada miembro tiene su espacio y tendemos, como es lógico, a la especialización ya que una sola persona, en este casó el entrenador, no tenemos la capacidad de abarcarlo todo. Chema Sanz es la cabeza pensante; como preparador físico me marca tiempo de trabajo, estructura de la semana y yo elijo la tareas y los objetivos de las mismas. Aparte de lo que me aporta personalmente que es muchísimo.

DÍA DEL PARTIDO

Cuando llegamos al campo y nos metemos al vestuario siempre doy una charla breve. En ella repasamos las cosas más importantes del rival y recuerdo lo que quiero que hagamos nosotros y doy el once inicial. Una vez que comienza el partido me intentó fijar en todo. Más obviamente en mi equipo pero no debes separar una cosa de otra: mi equipo hace ciertas cosas por que el rival hace otras. Todos vemos todo. En el descanso lo primero que hacemos es juntarnos y ver qué nos falta para o que estamos haciendo bien dependiendo de cómo va el resultado.

GESTIÓN DE GRUPO

El ego y la personalidad de los jugadores no creo que esté relacionado con el dinero que un jugador gane o deje de ganar. Va con el carácter de la persona, con su forma de ser. Hoy en día en que los entrenadores, por suerte, tenemos un nivel de formación y preparación mayor respecto a épocas pasadas y, además formamos parte de un equipo de trabajo más especializado, el aspecto diferencial está en la gestión de grupo, en la dirección de equipo. Y no sólo del equipo. Hoy en día el entrenador se tiene que relacionar con un consejo de administración, con un director deportivo, con la prensa, con una afición... Y ahí cada uno tiene su estilo. Yo intentó ser cercano, sincero, que convence más que impone, que entiende a los futbolistas y que se preocupa de sus aspectos personales. Pero, y volviendo al comienzo de la entrevista, depende única y exclusivamente del grupo con el que cuentas. El entrenador es un "solucionador" de problemas y un "acaparador" de informaciones que hay que saber gestionar.

 

Fútbol para ENTRENADORES

Registro Gratuito



Registrar con Facebook

Identifícate




Iniciar con Facebook